Hay otro blog donde coloco las rutas menos importantes: http://jvillalpando.blogspot.com

sábado, 6 de noviembre de 2010

3

Aznalmara

  Aznalmara es otro castillo. Por lo visto la provincia de Cádiz era muy castellana. O al menos trataba de defenderse de los embates de los moros.
  Pero antes de seguir mis comentarios es preciso clicar aquí y leer el contenido de esta página. Desde el siglo XIII está este edifico nazarí construido..... y defendiendo que para eso se construyó.
  Y nos vamos a la descripción de esta ruta....  Ojú que ruta !!!!
  Nos dimos cita en el aparcamiento del Mercadona de Puerto Real (como siempre), y desde allí vía autovía  hasta la venta Los Molinos de Prado del Rey, cerca de El Bosque. Donde desayunamos. Yo me distraje haciendo unas fotos por los alrededores.....






En este lugar preguntamos al camarero sobre las salinas de "Los Hortales", y nos indicó el camino. Nos indicó el carril.  Y allá que nos fuimos....
  El salinero y propietario de "Cabeza de Hortales",  nos recibe con mucha simpatia, debido quizás a la conversación con uno del grupo, y nos enseña todo lo que corresponde a la fabricación de la sal. Incluso el nacimiento del arroyo Salado.


















Despues de esta visita, y como íbamos corto de tiempo, no dirigimos directamente hacia Tavizna. Tavizna es una pequeña agrupación de viviendas cerca del rio del mismo nombre, y desde donde parte la ruta que hoy vamos a seguir.
Lugar de inicio y el castillo al fondo.

 Pasado "El Huertezuelo", nos introducimos en un bosque de galería.

El camino era de una gran belleza entre bosquetes, prados, el sonido del agua que nos acompañaba, y parece que todo se puso a favor  para conseguir una buena ruta.
El grupo se decuadró para hacerse la foto oficial de la subida al castillo de Aznalmara.

La subida fué menos dura de lo que nos habían dicho, pero de todos modos nos costó llegar a la cima.
El castillo es impresionante, aunque para mi todos los castillos son impresionantes. Me imagino la vida de los habitantes, los soldados, los trabajadores, el arquitecto, las mujeres, todo debía ser con un esfuerzo infinito para poder  no sólo construir, sino para vivir en aquél desolado lugar.... Solo mitigado por la belleza que lo circunda. Las noches bajo la luz de la luna y  vigilados por miles de estrellas deberían haber sido de lo mas hermoso que el ser humano pueda disfrutar.
 
Y despues de disfrutar del lugar y de las viandas que cada uno traía, nos disponemos  a bajar.
Y se  empieza abajar. Que si difícil fué la subida, mas lo fué la bajada. Pero mas rápida !!
Y como todavía no estábamos lo suficiente cansados, nos dirigimos a ver el nacimiento del arroyo Hondón, un afluente del Tavizna. Así que a caminar de nuevo, a cruzar arroyos, a sortear a las vacas, a seguir corriendo peligros....
Y continuamos sin temor alguno.
Despues de un buen rato de descanso en el nacimiento del arroyo volvemos sobre lo andado y nos dirigimos hacia la carretera  que nos conducirá a Tavizna.
Y despues de celebrar el éxito de la expedición, nos depedimos y cada uno se marchó con el pensamiento puesto en la siguiente ruta.... 
Los 18 kilómetros recorridos pueden verse aquí.....
Se me olvidaba algo, como siempre.   Mis zapatillas ya no puedo usarlas mas !!!!!

3 comentarios:

Anónimo dijo...

¡¡¡QUE GRANDE ERES PEPE!!!

José Manuel dijo...

Pepe, ¡cómo nos superamos en cada ruta! y que bien nos lo montamos!

....Jose Villalpando dijo...

Gracias !!!!

Lo que pasa es que encontramos siempre gente insuperable. El buen humor es la constante del grupo.