Hay otro blog donde coloco las rutas menos importantes: http://jvillalpando.blogspot.com

viernes, 21 de septiembre de 2012

0

Por tierras lusas.

     O sea por Portugal que era la antigua Lusitania. La tierra de Viriato. Por cierto, ¿Sabéis que lo mataron los ursaonenses?...   La de cosas que nos dice la interné.
  Ha sido un viaje de turismo. Mi esposa y yo,  junto con otros 52 ancianos,  nos embarcamos a las 5 de la mañana camino de Lisboa (568 Km).
  Varias paradas y a la hora del almuerzo arribamos al "Hotel Costa da Caparica" en las cercanías de la capital portuguesa.

El primer dia nos llevaron a visitar la Plaza del Rossio donde se inició en 1974 la "Revolución de los Claveles", que como todos sabemos fué el principio de la democracia en Portugal.  En sus tiempos fué lugar de reuniones, revueltas, festejos, corridas de toros, ejecuciones, y todo lo relacionado con la vida social de una ciudad. Era el centro de Lisboa.

En realidad la plaza se llama   de Pedro IV.
 
 Desde aquí y hasta la Plaza del Comercio podemos caminar por la Avda. Augusta. Lugar de músicos, bailaoras, mimos, y toda clase de buscavidas  como en siglos pasados...

Hasta que pasando por el Arco de Triunfo, llegamos a la Plaza de Comercio.



Y como no quiero cansar mucho, aquél dia  volvimos al autobús, volvimos al hotel, volvimos a comer, y volvimos a descansar.
Al dia siguiente  fuimos a visitar algunas ciudades y monumentos.
Primero a Fátima. A rezarle a la Virgen del Rosario.


 

De aqui, y despues de comer, nos fuimos a Batalha a ver su monasterio.
En el Monasterio de Batalha, que mando construir Pedro I, están enterrados él, su mujer y sus hijos entre ellos Enrique el Navegante, cuyas proezas le hicieron ser el mas heróico navegante de su tiempo, llegando a  hacer el mas largo recorrido hasta la fecha, descubriendo y conquistando para Portugal parte de la India.
















De aquí partimos a Nazaré, pueblo marinero bajo la advocación de Santa María de la Victoria.
 

 

Una vez concluida esta visita,  de nuevo al hotel a cenar y descansar para el dia siguiente.
Y al dia siguiente cumpliendo el horario prescrito subimos al autobus a primera hora de la mañana y nos trasladaron a ver la Iglesia de Los Jerónimos.
   Era el dia de la visita a Lisboa para conocer algunos de los monumentos.
Y como digo entramos en la Iglesia de Los Jerónimos donde se encuentran  los sepulcros de Manuel I, que fué quien mandó construirla, su mujer,  y los  memorables portugueses Vasco de Gama y Luis de Camoes.
 
 De aquí nos desplazaron a la Torre de Belem, tambien de arquitectura manuelina.
  Éste tipo de arquitectura no es mas que el gótico con los adornos que le puso D. Manuel convirtiendolo en un estilo propio.
Padrao os Descobrimento...O sea Monumento a los descubrimientos.

Tras esta visita mañanera volvimos al hotel para comer y en la tarde nos dieron tiempo libre para visitar la ciudad.
Era el momento esperado por mi esposa y por mi porque pudimos ver todo lo que traía en la agenda:  Lo primero fué subir al Barrio Alto desde la Baixa a través del elevador de Santa Justa. Y hacer algunas fotos panorámicas desde el mirador.
 
 

Después de pasar por el derribado Convento de Carmo, paseamos por Chiado que es  el lugar de la diversión nocturna de Lisboa.  Bajamos de nuevo a la Baixa por la Calzada del Duque (Una empinada escalera),  hasta la Plaza de Pedro I.
Nos dirigimos  a otro elevador. En este caso el Tranvía de Gloria. 
Bajamos de nuevo por la Calzada del Duque y a través de la Plaza de los Restauradores nos fuimos a dar un paseo por la Avda. de la Libertades.

Con tanto ajetreo  yo me había tomado dos cervezas y mi mujer dos refrescos.....  Es que cuando estamos solos nos cansamos visitando cosas....   No habíamos acabado.  Nos quedaba el Café "A Brasileira". Famoso por su decoración y por ser el lugar donde paraba el afamado escritor Fernando Pessoa.  Está en Chiado, pero esta vez subimos la cuesta a pié.

  Ya casi era la hora de  volver,  así que nos compramos dos rochas, y empujándolas con agua, nos fuimos despacito hacia el autobus.
  Al siguiente dia otra vez al autobus....  Hacia  Sintra:  A visitar sus calles, el Palacio Real, y a  mirar desde la ciudad el Castillo do Pena.
Boca del Infierno.


Estoril.
Éste dia cuando llegamos al hotel aproveché para irme a la piscina y bañarme.   No me atreví a ir de nuevo a la playa porque dias antes bañándome  entre las olas  estuve a punto de  pasarlo mal  debido al fuerte oleaje.
El ultimo dia,  quinto y último,   salimos despues de desayunar con dirección a Évora, ciudad Patrimonio de la Humanidad.



Templo romano                                               Acueducto









 
Y   aquí termina lo importante de éste viaje.  El resto fué autobus desde Évora a Puerto Real con parada técnica intermedia.

                     Como siempre, nos lo hemos pasado bien !!!


No hay comentarios: